Escenificación de la Pasión

En 1982 la Asociación Cultural Grupo Paso Viviente realiza la primera representación de la Crucifixión en la Plaza del Raso. Una breve representación de 15 minutos que fue el comienzo de la increíble “Escenificación de la Pasión de Cristo” que hoy en día pone en escena la asociación cada Jueves Santo.

La representación fue ampliándose y completándose a lo largo de los años. Actualmente la representación comienza con la Entrada de Jesús en Jerusalén y a lo largo de un kilómetro y varios escenarios, se va completando la Pasión de Jesucristo hasta su culminación en la escena de la Resurrección. Los visitantes van acompañando a las distintas escenas a pie y durante más de dos horas se ven envueltos en un espectáculo de luz y sonido único en España por su calidad y realismo.

Todos los textos basados en el Nuevo Testamento han sido adaptados por los integrantes de la asociación. Los textos, la música y los efectos de sonido han sido trabajados a lo largos de los años en un estudio profesional de grabación, gracias a esto aún hoy en día se escuchan las voces de aquellos primeros actores que ya no se encuentran entre nosotros.

“Tomad y comed, este es mi cuerpo”

Entrada de Jesús en Jerusalén

Con las últimas luces del atardecer del Jueves Santo comienza la escenificación de la “Pasión de Cristo”.

Partiendo desde el Complejo Municipal de “La Planilla”, en el primer tramo de la Avda. Valvanera, podemos asistir a la entrada de Jesús en Jerusalén a lomos de un borriquillo blanco y acompañado de una multitud de gente con ramos de olivos y proclamas de júbilo.

La última cena

En la confluencia de Avda. Valvanera con Avda. de los Ángeles se desarrolla la Última Cena en un escenario a pie de calle, muy cercano al público.

La representación con entradas y salidas de los diferentes personajes enlazan esta escena con la posterior de la Oración en el Huerto de los Olivos y el Prendimiento.

“Judas, con un beso me entregas”

La oración en el huerto de los olivos y el prendimiento

Los personajes se trasladan desde el anterior escenario hasta el jardín aledaño donde se representará la intimista oración de Jesús, al final de la cual aparecerá Judas con los centuriones de la Legión para proceder al Prendimiento.

En este punto de la representación aparecen la legión y las bandas de tambores que acompañarán a la comitiva el resto del camino hasta su culminación en el Calvario.

El juicio de Caifás y las negaciones de Pedro

En el cruce de Avda. Valvanera y Calle Bebricio se encuentra ubicado el escenario que acoge la representación del Juicio de Caifás. La escena comienza con dos de las Negaciones de Pedro en el Patio de la casa. En el escenario presidido por un candelabro de siete brazos se desarrolla la escena que culmina con la tercera y última negación de Pedro en el exterior de la sala. Desde allí Jesús, escoltado por la legión y las bandas de tambores, se desplazarán hasta el Palacio de Poncio Pilatos.

El juicio de Pilatos, flagelación, coronación de espinas, liberación de Barrabás

En el solar del Antiguo Silo, delante del Centro Joven, se encuentra colocada la fantástica recreación del Palacio de Poncio Pilatos.

En este escenario se desarrollan algunas de las escenas más impactantes de la representación por su intensa dramatización: la flagelación y la coronación de espinas. Con la sentencia de Pilatos se parte hacia el Calvario.

Las 3 caídas

Desde de Palacio de Poncio Pilatos hasta el final de la Avda. Valvanera se abre un recorrido en el que el visitante a pie acompaña a Jesús cargado con la Cruz y su comitiva.

A lo largo de este recorrido se producirán las tres caídas, el cirineo y el encuentro con la Verónica.

La desesperación de Judas

En un lateral del Calvario, mientras la comitiva principal se acerca hasta el lugar de la Crucifixión, tiene lugar una de las escenas más impactantes, el arrepentimiento de Judas y su suicidio.

La Crucifixión, descendimiento y deposición en el Sepulcro

Por un camino iluminado por antorchas, se encamina la legión escoltando a los reos, Jesús y los dos ladrones. Detrás de ellos, el pueblo acompaña a María y a Juan hasta los pies del Calvario. Una gran puesta en escena, completada con efectos de luz y sonido no deja indiferente al visitante que sigue con detalle cada uno de los pasajes de la Pasión de Cristo en el Calvario.

El silencio acompaña al descendimiento. La emoción está presente en el monólogo de María sobre el Cristo Muerto.

La resurrección

La representación acaba con una espectacular puesta en escena de la Resurrección de Jesús.